Escribe en Tiempo de Cuba
 613 enlaces  a webs de Cuba y América y de Solidaridad con Cuba y los Pueblos Quienes somos Documentación, Libros, publicaciones y otros materiales

Videos sobre Cuba, América, culturales, Solidaridad, etc Convocatorias de eventos, actos, etc Actualidad, historia y documentación sobre los Cinco héroes cubanos presos en EEUU

Eventos Cooperación

III Encuentro Estatal de Cooperación con Cuba. diciembre 2009 II Encuentro Estatal de Cooperación con Cuba, diciembre 2007 I Encuentro Estatal de Cooperación con Cuba, mayo 2005 Campaña Un Huracán de Solidaridad con Cuba. 2008-09

Se encuentra usted aquí

La tergiversación permanente sobre la realidad de Cuba en los medios de comunicación públicos

El día 1 de Marzo, entre las 18:50h y las 19:00 escuché en Radio 5 de RNE una entrevista que le hacía el periodista D. Miguel Ángel Domínguez a la Sra. Yoani Sánchez. Como quiera que me extrañaron algunas de las cosas que allí se dijeron, tanto por parte de la Sra. Sánchez como del propio periodista y como estoy seguro de que un objetivo fundamental de los medios de comunicación públicos es dar una información veraz, contrastada y nada tendenciosa sobre la actualidad, me hice la siguiente reflexión cuyo resumen (limitan la cantidad de letras) envié oportunamente a la Defensora del Oyente de RTVE, sin haber recibido respuesta todavía. Manuel Díaz Olalla.  

Creo que se debe, ante todo, informar a los oyentes y no confundirles ni manipular su pensamiento, lo que dudo se consiguiera, ni aún se buscara, en esa entrevista. Me refiero por ejemplo a lo siguiente: le preguntó el periodista a la Sra. Sánchez si tenía problemas para hacer 3 comidas al día. Y me sorprendió la pregunta. No sé si este señor sabe que la inmensa mayoría de la población mundial no consigue realizar ese sueño. Y que unos 1.000 millones de personas en el mundo pasan hambre (ver los últimos informes de la FAO en su página web). Claro, no se me escapa que en realidad se quería enviar el mensaje a los oyentes de que en Cuba se pasa hambre. Que la Sra. Sánchez iba a confirmar su indocumentada insinuación también entraba dentro del guión prestablecido. Por lo tanto, conociendo de antemano su respuesta la pregunta carecía de cualquier interés informativo, demostrándose por ello que prevalecía el interés del informador de dar su opinión por encima de la obligación de informar verazmente, que es lo que cabe pedirle a un medio público.

Con toda consideración cabe señalar que la opinión de este señor, en este caso, era de poco interés para la audiencia, como lo fue una respuesta, la de ella, que es de sobra conocida. La verdad es que nunca había oído plantear una pregunta semejante a nadie en un medio de comunicación. Si se hubiera entrevistado en vez de a una cubana, a una persona, por ejemplo, de Zambia, un país con una tasa de desnutrición superior al 40% de la población (ver informe de la FAO 2011 a través de este link: http://www.fao.org/docrep/014/i2330s/i2330s06.pdf ) ¿se hubiera atrevido el periodista a hacer una pregunta como esa? O a un dominicano, sin ir más lejos, es decir, a un natural de un país que soporta niveles de desnutrición del 24% (ver el mismo informe de la FAO) ¿se la hubiera hecho? Sin duda que no, en ninguno de los casos. Primero porque la mayor parte de los oyentes y los supuestos interlocutores se hubieran sentido ofendidos por ello. Y por ello cabe deducir que en RNE se supone que el hecho de que se pase hambre en África o en la República Dominicana es un asunto “irrelevante”. Al contrario de lo que ocurriría si eso pasara en Cuba. Pero el caso es que se hace esa pregunta a una Sra. que vive en un país que, según el último informe de UNICEF (Agencia de Naciones Unidas para la Infancia), no sufre esa lacra.

Seguro que a muchos oyentes de ese medio de comunicación y a la mayoría de los desinformados ciudadanos españoles este dato les sorprende. Es excesivo el bombardeo de falsedades en este tema. Así que copio literalmente: “La Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en su balance del año 2009 informó que en Cuba no existen problemas de desnutrición infantil severa. Se convierte así en el único país de América Latina en lograr semejante meta.” La noticia completa se puede leer en el siguiente despacho de la BBC al que se accede a través de este link: http://www.bbc.co.uk/mundo/cultura_sociedad/2010/01/100126_1823_unicef_c... (*)

Se trata, por tanto, de datos contrastados por prestigiosas instituciones internacionales, no hay en ellos trampa, ni cartón, ni intención de engañar a la gente, ni manipulación de la realidad. Ni opiniones interesadas. ¿Y qué debemos pensar después de escuchar esa pregunta, ante la que la Sra. Sánchez, como era previsible, se despachó a gusto hablándonos de las penalidades y el hambre que se pasa en Cuba, si después leemos la verdad en el Informe de UNICEF? Pues es evidente: el objeto de esa entrevista no era dar información veraz sobre Cuba y los cubanos. Se trataba de contar sólo cosas malas sobre Cuba, a pesar de que sean falsas, como acabo de demostrar. ¿Que cómo se llama eso? Respóndanlo ustedes mismos. Creo que estas cosas se estudian en las Facultades de Ciencias de la Información. En los manuales de la CIA, sobre cómo desinformar y manipular a la gente, creo que también. Si no, que se lo digan Julián Assange.

Permítanme, no obstante, que haga otro comentario sobre la misma entrevista. En realidad podríamos disecarla entera y estudiarla segundo a segundo. Podría servir como ejemplo de lo que no debe hacerse nunca en una entrevista y de lo que debería estar prohibido en un medio que debe velar por el interés general. Invito a quien no la haya escuchado a que lo haga en el siguiente link: http://www.rtve.es/alacarta/audios/entrevista-en-r5/entrevista-r5-joani-....

Creo que es tan burda la manipulación que sería difícil que quedara más desacreditada la entrevistada, el medio que la hizo y el mensaje que se intentó transmitir. Se trata de lo siguiente: al hilo de la supuesta “falta de comida” que al parecer existe en el único país de América sin desnutrición infantil, la interlocutora, ya muy animada por las “oportunas” preguntas que le hacían (que por casualidad siempre introducen el conocido discurso de ella) nos ilustró también con una diatriba sobre “la ineficiencia del sistema económico cubano”. Y no pude por menos que concluir que el desparpajo que hay que tener para hablarle en esos términos a una audiencia de un país con los problemas económicos que atraviesa el nuestro, debe ser muy grande. ¿Es que, a diferencia de lo que pasa en Cuba, la de aquí es eficiente? Como se sabe eficiencia es un término que se usa en evaluación para poner en relación los recursos que se invierten con los resultados que se obtienen. Si pensamos que la economía está al servicio de la gente, y no al revés, es eficiente el sistema que satisface sus necesidades básicas. Por ejemplo, que haya suficiente comida para que no haya desnutrición (ni, por lo tanto, hambre) es el resultado de una economía eficiente. Ahora bien, si creemos que la economía debe estar al servicio del consumismo y debe procurar que unos pocos tengan mucho mientras que los demás no tengan casi nada, entonces, sin duda, la economía cubana es ineficiente y la de aquí perfecta. Seguro que es lo que opina el Sr. Ortega, la primera fortuna de nuestro país.

Pero me pregunto: ¿a los oyentes españoles, cuando aquí soportamos la crisis actual, con cinco millones de parados y con más del 25% de la población en situación de pobreza (ver en relación al último informe de Cáritas este link: http://www.rtve.es/alacarta/audios/no-es-un-dia-cualquiera/dia-cualquier... ) se les puede hablar de “ineficiencia” de otras economías? Evidentemente es una burla y considero que hay que tener un poco más de respeto a la inteligencia de los oyentes y al sufrimiento de muchos de nuestros conciudadanos.

En todo caso, según mi entender, el hecho contrastado de que en el año 2009, según la OMS y el PNUD (ver http://hdr.undp.org/es/informes/mundial/idh2011/), Cuba haya dedicado el 13,6% de su PNB a educación y el 11,8% a salud, mientras que en España, por ejemplo y según las mismas fuentes a esas políticas en ese mismo año se dedicó unos escaso 4,3% y 9,1% de nuestro PNB respectivamente, es todo un ejemplo para nuestro país, en especial en las circunstancias actuales en las que, aún, se recortan más esas prestaciones básicas.

Me gustó, no obstante, que se le preguntara a Dña. Yoani cuál era su opinión sobre el hecho de que ella pueda pronunciarse de esa manera y en esos términos sobre la situación y el “régimen” de Cuba cuando se trata de un país en que, según se insiste, no hay libertad de expresión. Dijo ella que lo que ocurre es que para “el régimen” es más costoso políticamente reprimir esas opiniones y manifestaciones que consentirlas. Me parece creíble. Pero si eso fuera así, y no dudo de las palabras de la Sra. Sánchez, entonces resultaría que en Cuba ¡hay libertad de expresión! Por el motivo que les parezca pero, según admiten, la hay. Por ahí la contradicción no puede ser mayor. Yo, sin embargo, creo que en Cuba no hay libertad de expresión, al igual que, creo, no la hay aquí.

Manifestó después esta señora que la prueba de fuego, entonces, la “línea roja” que en el país caribeño no se permite traspasar es la de las manifestaciones callejeras. No pude evitar, entonces, que me vinieran a la cabeza las imágenes vistas en TVE pocos días antes, retransmitidas al mundo entero y que “han dado tan mala imagen de España” según el Presidente Rajoy, de la policía en Valencia reprimiendo con ferocidad a ese “enemigo” intolerable que fueron miles de estudiantes protestando por lo que decía antes: los recortes en el gasto público en educación. Y no pude por menos de preguntarme: y aquí ¿cuál es la línea roja? He visto imágenes de manifestaciones en Cuba de personas, las llamadas “damas de blanco” por ejemplo, protestando contra “el régimen”, pero nunca he visto a la policía cubana aplastar ninguna de ellas con semejante saña. ¿Se imaginan que eso pasara en Cuba? Yo no. Y la población cubana, a diferencia de la de aquí, jamás lo consentiría. Entonces ¿de qué línea roja nos habla la Sra. Sánchez? ¿Cuál es la línea roja de aquí? ¿Qué sería mejor, impedir que proteste la gente o reprimir las justas protestas con feroz violencia? ¿Dónde le parecerá a ella que se tolera menos la opinión de la gente en la calle, en España o en Cuba?

Se debe exigir a un medio público que diga la verdad y que informe de las cosas sin tergiversar la realidad, sin manipular ni engañar a los oyentes. Creo que debemos hacerlo no sólo como oyentes, sino también y sobre todo, como contribuyentes.

(*) Las noticias que informan sobre cosas buenas de Cuba hay que buscarlas en medios extranjeros. Los medios españoles sólo dan noticias malas sobre aquél país. Aunque no sean ciertas, eso no importa.

Nota del Autor. Pocos días después de esa entrevista, el día 7 de Marzo de 2012 en su Programa “En días como hoy” de RNE, el periodista José Ramón Lucas, sobre las 8:30 de la mañana, como aperitivo al Día Mundial de la Mujer Trabajadora y al confeccionar una lista de mujeres notables e influyentes en el mundo, citó, entre figuras como Cristina Kirchner, Dilma Rousseff, Michelle Bachelet y Ángela Merkel, a la Sra. Yoani Sánchez. Me resisto a hacer el más mínimo comentario sobre ello. Háganlo los oyentes si es que les queda algo de iniciativa crítica y de sentido de la vergüenza ajena.

La tergiversación permanente sobre la realidad de Cuba en los medios de comunicación públicos españoles

Tomado de Rebelión.

Recomendamos

Autores y autoras

Autores y autoras que escriben sobre Cuba y América Latina

Su patria la Humanidad

Che Guevara, José Marti, Celia Sánchez, Camilo Cienfuegos, Maceo, Haydee Santamaría, JAG Caraballo